Noticias

¿Musk ya no comprará Twitter?

Elon Musk se había comprometido a liberar Twitter de bots y cuentas de spam, pero ahora la propuesta está en espera.

A  pocos días después de que Musk cerrara un acuerdo para comprar el sitio web de microblogging por 44.000 millones de dólares, la propuesta está en espera,  esto luego de que los resultados de la auditoría de SparkToro muestran que el 53,3% de los seguidores de Musk son falsos, lo que significa que son cuentas de spam, bots o que ya no están activos.

El acuerdo de Elon Musk para comprar Twitter, de 44.000 millones de dólares, ya es uno de los intentos de adquisición de empresas más inusuales de los negocios modernos, y se volvió un poco más extraño luego de un Tweet de Musk.

Primero, en un tuit antes del amanecer, Musk dijo que el acuerdo estaba en suspenso. Dijo que quería más detalles sobre el volumen de spam y cuentas falsas en la plataforma.

¡Hay esperanzas!

Luego, unas dos horas más tarde, Musk volvió a tuitear. Dijo que “seguía comprometido” con la adquisición, sin dar más detalles.

Los mensajes aparentemente contradictorios dejaron a muchos preguntándose si el Sr. Musk se estaba arrepintiendo, si estaba tratando de bajar el precio de la adquisición o si buscaba un poco de atención. Quizás una combinación de las tres cosas.

Sus declaraciones son el último capítulo de una saga empresarial que ha planteado cuestiones sobre la libertad de expresión en Internet y las ramificaciones de poner a la persona más rica del mundo a cargo de una de las plataformas de medios sociales más influyentes. Musk ha prometido flexibilizar las políticas de moderación de contenidos de Twitter. El martes, dijo que levantaría la prohibición del ex presidente Donald J. Trump.

Mientras que la mayoría de las adquisiciones de esta envergadura se llevan a cabo de una manera coreografiada, Musk ha optado por un enfoque más improvisado. Realizó una diligencia debida limitada sobre el acuerdo antes de seguir adelante, y dijo durante una entrevista en una conferencia en abril que no le importaban los detalles de las finanzas de Twitter.

Los caprichos de Musk pueden influir en el proceso de negociación.

En su tuit inicial, Musk hizo referencia a una presentación regulatoria de Twitter del 2 de mayo que incluía una estimación de que menos del 5 por ciento de los usuarios de Twitter eran spam y cuentas falsas. Musk ya había dicho que una de sus principales prioridades al asumir el cargo sería eliminar las cuentas falsas, los bots y el spam.

Twitter tiene pocas restricciones a la hora de registrar una cuenta, y la empresa lleva mucho tiempo luchando contra el spam y los bots. Sin embargo, ha sido difícil calcular con exactitud la magnitud del problema. En la declaración reglamentaria del 2 de mayo, Twitter advirtió que había aplicado un “juicio significativo” al hacer el cálculo sobre el número de bots, y que su “estimación de cuentas falsas o de spam puede no representar con precisión el número real”, un lenguaje similar al utilizado en anteriores declaraciones de la empresa.

Twitter había revelado las cifras sobre las cuentas falsas antes de que Musk presentara su oferta, lo que hizo que algunos consideraran sus comentarios como una táctica para rebajar el precio de la adquisición o un pretexto para retirarse por completo. Las acciones de Twitter cotizaban el viernes a unos 41 dólares por acción, frente a los 54,20 dólares por acción que Musk aceptó pagar el mes pasado.

Twitter no respondió a una solicitud de comentarios. En varios tweets el viernes, Parag Agrawal, director ejecutivo de Twitter, dijo que “han pasado muchas cosas en las últimas semanas” y dijo que espera que el acuerdo con el Sr. Musk se cierre.

La salida del acuerdo podría ser complicada. El acuerdo del Sr. Musk con Twitter incluye una comisión de ruptura de 1.000 millones de dólares si se retira. Pero el coste para Musk podría ser mucho mayor. El contrato tiene una “cláusula de cumplimiento específico” que podría obligar al Sr. Musk a pagar por Twitter si la financiación de la deuda que ha acorralado para el acuerdo permanece intacta.

Qué dicen los expertos...

“El cumplimiento específico es una orden del tribunal que dice: Elon Musk, sé que no quieres, pero te has comprometido a pagar por esta cosa; tienes que pagarla”, dijo Brian Quinn, profesor asociado de la Facultad de Derecho del Boston College que se centra en las fusiones corporativas.

El Sr. Musk también podría intentar anular -o renegociar- el acuerdo argumentando que ha habido un “evento material adverso”. LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton intentó este enfoque con su adquisición de 16.000 millones de dólares de la joyería Tiffany’s, citando los efectos de la pandemia de coronavirus. Tiffany’s demandó entonces a LVMH, que finalmente compró la joyería por un precio inferior.

Pero el nivel de exigencia de tales reclamaciones es alto, dijeron los abogados. Y debido a que el Sr. Musk elaboró su oferta a una velocidad rápida, y sin mirar profundamente en los registros internos de Twitter antes de firmar un acuerdo, puede no tener un caso fuerte. Twitter podría argumentar que podría haber sido más consciente de ciertos retos a los que se enfrenta la compañía y haberse tomado más tiempo para estudiar su negocio.

Twitter y el Sr. Musk han estado, hasta ahora, trabajando juntos para cerrar el acuerdo, dijo una persona con conocimiento del asunto, aunque esa dinámica puede cambiar rápidamente.

¿Será Musk el futuro dueño de Twitter?

¿Qué piensas de toda esta polémica?, Elon Musk dijo que su equipo va a hacer una “muestra aleatoria de 100 seguidores” de Twitter para ver cuántos de los usuarios de la plataforma son realmente bots. ¿Según estos resultados crees que se echará para atrás?

Mantente conectado con nosotros para saber la resolución de esta noticia, recuerda que nuestro deber es mantenerte informado acerca de tendencias y noticias de tecnología. Suscríbete a nuestro blog donde recibirás notificación cada que subamos un nuevo artículo y síguenos en nuestras rede sociales: Facebook, Instagram, Youtube. ¡Hasta pronto!

Leave a comment

Your email address will not be published.